Dinosaurio en Cerros Bayos.

Denominado hace algunos años como “El Tesoro paleontológico de Calama”, Cerritos Bayos presenta envidiables paisajes ricos en cultura arqueológica de todo Chile. En este lugar, ubicado a 25 kilómetros de Calama, se encontraron los restos de un reptil marino que ha ayudado a reconstruir la historia jurásica del país.
La Corporación de Cultura y Turismo de Calama los invita a deleitarse con este pequeño registro tomado hace algún tiempo por los profesionales de nuestra institución.

Revisa aquí

Alero de Taira.

Taira sobresale por su refinado naturalismo, los efectos de transparencia entre figuras, la variación en el grosor de los surcos, la yuxtaposición de figuras de diferente tamaño y cierta interacción de ellas con las irregularidades del soporte rocoso. La inmensa mayoría son llamas adultas representadas de perfil, con sus cuatro extremidades a la vista y junto a crías de pocas semanas de vida. Menos numerosas son las figuras humanas. Se les representa desnudas, con varas en las manos o tocando un tambor.

Revisa aquí

Cupo.

Se encuentra a 18 Km. al norte de Ayquina y a 89 Km. de Calama.
Hermoso pueblo emplazado entre dos macizos andinos: el volcán Paniri y el cerro Carcanal.
Sus 40 habitantes en su mayoría utilizan el lenguaje Quechu y sus construcciones tradicionales se realizan con recursos naturales de la zona.

Revisa aquí

Caspana.

Rodeado de un fértil valle de cultivos escalonados, este poblado se caracteriza por una arquitectura de piedra liparita y techos de paja y barro.
Está ubicado a 3.264 metros sobre el nivel del mar y a 96 Km. al N.E. de Calama.

Revisa aquí

Parque el loa.

El histórico pulmón verde de Calama se encuentra ubicado en la entrada sur de la ciudad, dando la bienvenida a todos los turistas que visitan esta desértica tierra.
Este parque tiene múltiples atractivos para las personas que lo visitan, ya que su arquitectura grafica el desarrollo cultural de los pueblos del interior de la comuna. En su interior posee una réplica de la Iglesia de Chiu Chiu, además de un torreón que simula las construcciones de las fortalezas indígenas de la zona.

Revisa aquí

Pucará de lasana.

Los Pucará o Pukará, tenían como objetivo proteger las aldeas a través de estos fuertes o fortalezas cuyo principal material de construcción eran piedras propias del sector. En su interior se componía de murallas con subdivisiones internas destinadas a vivienda, acopio de alimentos y otras funciones propias del día a día de sus habitantes.
Edificada alrededor del siglo XII y actualmente solo se conservan los restos de lo que fuera esta imponente construcción de 250 metros de largo y que fue declarada Monumento Nacional en el año 1982 por ser clave en el desarrollo y evolución de las comunidades indígenas de la región de Antofagasta.

Revisa aquí

Geisers Del Tatio.

A 4.320 metros sobre el nivel de mar se encuentra el campo geotérmico “Los Géiser del Tatio”. La temperatura ambiente del lugar, entre las 6:00 y las 8:00 am oscila hasta los -30 grados Celsius, momento donde se puede apreciar de mejor manera el espectáculo generado por los violentos flujos de vapor que emergen de la tierra.
Los Géiser del Tatio reciben este nombre del idioma Kunza y significa “el abuelo que llora”. En su alrededor se puede apreciar un paisaje compuesto por una variada flora y una interesante fauna nativa como vicuñas, guanacos, ñandúes y vizcachas.

Revisa aqui
contador de visitas